domingo, 31 de enero de 2016

Publicidad engañosa



“Fragancias con corazón. Marcamos la diferencia”



─ ¿Puedo ayudarla en algo?

─ Sí, estoy buscando un perfume de caballero muy especial. Es para un regalo. Ya sabe, se acerca San Valentín.

─ Claro, comprendo. ¿Quizás un olor amaderado y profundo, o tal vez algo más agreste, como a vegetación? También los tenemos en la gama de los cítricos, que resultan muy juveniles y refrescantes.

─ Bueno, yo pensaba en algo diferente. Busco un olor que le recuerde nuestros sueños en común, la lluvia de la primera vez que hicimos el amor, el atardecer rosado que se ve desde nuestra terraza, la sensación de sentirse abrazado al final del día, la sonrisa de nuestro hijo…



La dependienta la mira tratando de disimular su cara de extrañeza, a medio camino entre la sonrisa de admiración y la burla.



─ Nuestro surtido es muy completo, se lo aseguro, pero creo que no tenemos nada como eso.

─ Ya, lo de siempre, que no pueden cumplir lo que prometen en la publicidad…



Julia C.

Código 1601316375814
Fecha 31-ene-2016 9:55 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0