sábado, 11 de octubre de 2014

Quiero olvidar...




Que me devore el sueño, que me de la muerte entre sus brazos de olvido y negra paz.

Que me estruje entre sus garras y exprima de mi pobre cerebro cada palabra, cada recuerdo que hiere mi maltrecha alma.

Que me desconecte de la vida, que me robe el aliento y convierta mi cuerpo en andrajos de muñeca de trapo extraviada en un desván.

Que me lo quite todo, que me salve del afán de seguir viva y quererle, porque ya solo aspiro a ser tumulto invisible y soledad.

Que sea para siempre, que la amnesia perenne del árbol de la ausencia me libre de seguir entre los otros, como si fuera aún un ser humano más.

Julia C.