domingo, 18 de enero de 2015

Sin Amor (Microrrelato)


El amor se fue


Renegaron de él, fue maltratado, ensuciado con falsas razones y desvirtuado de todas las formas posibles. Por eso decidió dejarles. Un buen día, por su peor pecado contra él, el desprecio, ya no hubo más Amor. Y como castigo, todo lo que había inspirado también desapareció.

Las obras literarias, los cuadros, las esculturas y hasta las miradas, caricias o besos que lo tenían como única razón, dejaron de ser, sin más. Eso originó un gran vacío en los corazones y en los recuerdos de los pobres mortales que sintieron, ahora despojados de su habitual soberbia, que habían perdido algo importante. Quizás lo único que en verdad merecía la pena.

Cuenta la leyenda que aprendieron la lección y comenzaron de nuevo, aprendiendo a querer con sinceridad y entrega todo aquello que hacía emocionar sus almas. Pero lo perdido, lo que Amor les quitó, perdido sigue.

Quién sabe qué hermosos obras ya no podrán ser admiradas nunca más…