miércoles, 18 de marzo de 2015

Dentro de mí

Dentro de mi



Como si fueran las cuentas de un rosario, cada tarde me sentaba en un rincón a acariciar las ajadas perlas de aquel collar. No rezaba, pero sí maldecía por lo bajo en ritual letanía, moviendo apenas los labios ahora secos de besos y dejando resbalar algunas lágrimas que eran más amargas que saladas y que parecían no tener vocación de agotarse alguna vez.



Maldecía y recordaba, me autolesionaba escarbando en los recuerdos más dolorosos para ver si de una vez me estallaba el corazón y dejaba por fin de quererle. Me traicionó, me trató como a una muñeca con la que se juega un tiempo y luego se abandona, me robó la inocencia y la candidez que reviste de magia el primer amor. Todo lo que saqué en claro de aquella relación malsana fue llanto y un collar de perlas falsas. Mi familia no me lo perdonó; yo tampoco.



No sé en qué momento la tristeza y la desesperación fueron sustituidas por la curiosidad y el asombro ante los cambios de mi cuerpo, pero sucedió que conforme aquel corazón diminuto latía a mi costa y ganaba terreno en mi vientre, yo abandonaba la costumbre de castigarme por mi error y de sobar aquel maldito collar. Sería un duro camino, pero en la profundidad del invierno, finalmente aprendí que dentro de mí yace un verano invencible y que el sol deslumbrante que traía consigo, espantaría definitivamente a la locura y la desgana de vivir. Por mí, por mi hijo.

Julia C. Cambil

Código: 1504113821396
Fecha 11-abr-2015 19:50 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0