viernes, 6 de marzo de 2015

Un eco a mi respiración

habitación-oscura


Como un eco a mi respiración. Inspira si inspiro, calla si callo. Solo ese segundo de confusión y desfase hace real su existencia al margen de la mía.

Todo está oscuro, y aunque eso esparce mi miedo como la pólvora de un disparo, lo prefiero. ¿Qué será de mi cordura si puedo otorgarle imagen cierta a la criatura que intuyo a mi lado? Ya no podría cobijarme en el autoengaño y pensar que solo estoy siendo víctima de mi desmedida fantasía. 

Tranquilízate, me digo, trata de acompasar los latidos de tu corazón.

De nuevo esa réplica, una sutil y apenas perceptible expiración donde soy capaz de distinguir su aliento del mío.

El dolor martillea mis sienes, pero aún estoy viva; el sudor baña mi cuerpo, y sin embargo sigo aferrada al frágil cobijo de las mantas. Son mi armadura onírica para casos de terror.

Y de repente la claridad del recuerdo, un tremendo fogonazo de lucidez en mi dolorida memoria. Una fiesta, copas, aquella sonrisa que me volvió loca, más copas… ¡No fastidies que me traje al guaperas a casa!

Julia C. Cambil

Código: 1504123823304
Fecha 12-abr-2015 5:29 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0