viernes, 15 de mayo de 2015

Terapia de choque



Odiaba esos malditos bichos, no los soportaba, pero por su trabajo muchas veces tenía que lidiar con ellos. Abrir una arqueta del suelo para reparar una avería y verlos aparecer corriendo despavoridos con sus asquerosas antenas le ponía enfermo, literalmente. 

Le explicó el problema a la experta en fobias. Ella le pidió confianza absoluta y le prometió la curación.

Despertó del sedante entre leves caricias por todo su cuerpo, resultaba muy agradable. Cuando consiguió abrir los ojos y enfocar su vista, comprobó que estaba atado y que todo su cuerpo estaba cubierto de cucarachas.


Terapia de choque, le llamó la doctora.

Julia C. Cambil

Código: 1505164101857
Fecha 16-may-2015 9:06 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0