jueves, 6 de agosto de 2015

De premios y refranes



Siempre me ha gustado el refranero español. Será porque estoy acostumbrada a oír en casa de mis padres esas sentencias, cargadas de razón la mayoría de las veces, que constituyen una forma de sabiduría popular.



Hay uno que dice “es de bien nacidos ser agradecidos”, y he pensado que si hay que abandonar el “retiro vacacional” por una buena razón, que sea para agradecer a los compañeros de blog su inmensa generosidad para conmigo.



Lo hago a destiempo y con retraso, lo sé, y pido disculpas por ello. Pero no será a vosotros a quienes tenga que explicar que el tiempo no nos llega para todo aquello que deseamos hacer en la mayoría de las ocasiones.



Así pues con este post dejo constancia de que acepto encantada, ilusionada, agradecida y feliz todos los premios que se me han concedido.



En su post de nominaciones Campanilla Feroz decía, más o menos, “algunos de mis nominados ya tenéis muchos premios, pero quiero que los volváis a tener”.Yo tengo algunos de ellos, es cierto, pero no por eso me parece menos importante una nueva nominación o me cansa, todo lo contrario. No hay que dormirse en los laureles y es importante que de vez en cuando alguien te recuerde que vas bien, o justo lo contrario, que has dejado de tomarte el interés que deberías para mantener a punto tu blog.



En fin, no me enrollo más que tendréis calor y estaréis deseando zambulliros en la piscina, así que paso a dar las gracias a:



- Beatriz Martín Piña (Mi pasión las palabras) y Campanilla Feroz (Las letras suicidas) por concederme el premio “Best Blog”



- Oscar Ryan (Mi pequeña biblioteca) y Juan Cabezuelo (Letras entre vías) por concederme el premio “FT”



- Jorge Hernández (En el rincón más oscuro) por concederme el premio “Dardos”

Ahí es nada, ¡mucho más de lo que merezco! Gracias de todo corazón.



Ahora tocaría hacer las pertinentes nominaciones, pero espero que me disculpéis por omitirlas en esta ocasión. Tendría que buscar a treinta compañeros cuyos blogs me gusten, ¡¡y son muy pocos!!



A cambio haré una mención especial para todos aquellos que este verano han mantenido vivas las diferentes comunidades con su trabajo y su talento. Es una gran tentación entregarse al ocio y al relax en este tiempo, así que bravo por su constancia, su dedicación y su generosidad. ¡¡Un gran aplauso y todo mi reconocimiento, chic@s!!



Besos y abrazos veraniegos. ¡Nos leemos!