martes, 22 de septiembre de 2015

Almas Oscuras "Cartas desde el Infierno" - (1)

almas-oscuras-cartas-infierno


From: Hell Dolly
Sent: Sunday, June 28, 2016 11:03 PM
To: J. Honest
Subject: Un asunto de tu interés, espero


Ya lo habrás adivinado, no soy la más popular ni tengo demasiados amigos. Tampoco es que me importe, no me quejo de mi vida social o de mi vida en general, es solo que alguien me dijo que se podía conocer gente interesante por internet y tu perfil me llamó la atención. Yo diría que tenemos algunas cosas en común, pero eso ya se verá.

Solo busco ratos de charla, intercambio de impresiones, conectar con gente afín y sentir que en alguna parte le importo a alguien. No te pido que me quieras, eso sería una ñoñería imperdonable, sólo que te importe lo que hago. O lo que planeo hacer.

No voy a mentirte: les escribí a otros antes que a ti, pero me contestaron que no tenían tiempo para una relación epistolar. Qué necios, yo sé que me rechazaron porque no les gustó mi foto y ellos solo buscan cuerpos hermosos y bocas sonrientes que sembrar con su líquida inmundicia. Lo repito, qué necios, como si yo fuera a exponer mi verdadera imagen a cualquier retina remojada en penosa lascivia.

No soy la mujer detestablemente regordeta y pecosa que puedes ver en mi presentación; soy muy bonita, te lo aseguro, y si nos llevamos bien te lo demostraré. Te gustaré mucho y llegaré a ocupar cada uno de tus pensamientos cuando las luces se apaguen, lo sé. Además, la mujer de la foto nunca podría haberte escrito: yo puse fin a su pobre y miserable existencia. Te lo voy a contar para que veas que voy en serio, que confío en ti. Inyecté veneno en una botella de agua mineral al azar, en el pequeño supermercado de la gasolinera, ese que no tiene cámaras de seguridad; ella fue la desgraciada que se la bebió.

Era una perdedora, no hay duda, y aún después de muerta lo sigue siendo. Nació para que la rechazaran, yo le hice sin saber un favor y le ahorré muchos disgustos. ¿No crees que ha sido un bonito detalle usar su foto? La obtuve del periódico local y la retoqué un poco para que la policía no me molestara, pero es ella. Lo del veneno no ha sido mi mejor trabajo, solo estaba jugando, pero te aseguro que puedo ser mucho más seria.

Espero que a estas alturas de mi correo hayas decidido que tú sí tienes tiempo para mí. En el corredor de la muerte no hay tanto que hacer, ¿verdad? Y si lo hubiera tampoco sería una falta muy grave faltar a tus tareas, o eso creo. Ya no pueden imponerte un castigo mayor. Por cierto, debo felicitarte por haber burlado la vigilancia y haber conseguido hacerte un perfil en la red. Espero que esos inútiles uniformados no nos arruinen la diversión. Y no hace falta que lo niegues, tras tu nombre falso y tus datos erróneos yo sé que eres TU.

Si mi intuición no me engaña y estás a la altura de mis expectativas, en estos momentos rezumarás excitación por cada poro y harás cualquier cosa por contestar a mi carta. Has de ganarte los pequeños premios y trofeos que desde ahora te prometo. Tal vez tú también tengas sorpresas y regalos que darme, me gustan tanto…

Debo decir que aunque lamento tu situación también lo considero un golpe de suerte. Quizás si fueras a salvarte, si alguna vez fueras a vivir lejos de esos muros de hormigón, te distraerías de nuestra relación, me serías infiel con las asquerosas y turbias mentiras que todos inventan, pero así… así eres todo para mí.

No te robo más tiempo, querido. Tienes mucho en qué pensar.

Espero con ansia tu respuesta, no te demores que ardo de deseo.

Kisses,
Dolly.

Para leer la continuación en el blog de Edgar K. Yera haz click Aquí

Código 1509225212957
Fecha 22-sep-2015 10:20 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0