lunes, 4 de abril de 2016

Malena es nombre de mujer (XV)



Los dos tenían la sensación, por raro que pareciera, de que si rompían el silencio pronunciando una sola palabra, muchas otras cosas más se romperían también entre ellos. Así pues nada dijeron y el instante se convirtió en una especie de burbuja a salvo de desgaste, ofensas y reproches pasados.

Malena escrutó el rostro del hombre que estaba delante de ella y supo que algo grave pasaba; también supo que había ido allí a buscar refugio. Aunque su corazón lo hizo un poco antes que su boca, al fin sonrió levemente y le tendió a la niña envuelta en una toquilla. El roce de las manos en el traspaso, pequeñas y delicadas las de ella, fuertes y acogedoras las de él, les hizo evocar a ambos muchas sensaciones que creían perdidas para siempre. Después él, dejándose impregnar por la tibieza y el olor de la niña,  interrogó a Malena con la mirada. “Elisa”, respondió ella.

Tonio nunca se había planteado que pudiera tener una hija en lugar de un hijo, pero estaba encantado con la idea. Si se parecía en algo a su madre, y seguro que así era, estaba claro que podría compartir con ella todo tipo de juegos. Además, era tan preciosa… Respecto a la pequeña, no pareció disgustada de estar entre los brazos de su padre y emitió un pequeño y alegre gorjeo que llenó a Tonio de orgullo. Al cabo de un rato se quedó apaciblemente dormida y la pusieron en su cuna. La tregua había llegado a su fin.

Después de tanto tiempo y tantos acontecimientos difíciles vividos por parte de ambos, no era fácil encontrar las palabras de nuevo. Se miraron largamente a los ojos, con más curiosidad y anhelo que desafío, y cuando Tonio sintió que ya no cabía más silencio en su corazón, le pidió a Malena que lo escuchara.

Fue como dejar brotar una catarata tumultuosa de sentimientos desde largo tiempo contenida. Las lágrimas se mezclaron con las palabras para expresar lo mucho que lamentaba todo lo que había sucedido y lo fuerte que aún seguía siendo su amor por ella. Esta vez no guardó ningún secreto, no lo haría nunca más, y le contó a una Malena callada y paciente absolutamente todo lo que había vivido en su ausencia.

La mujer escuchaba y reflexionaba, inmersa también en esa vorágine de emociones, tratando de averiguar qué sentimiento era el que predominaba en su corazón. Quizás había sido muy severa vengándose de Tonio por su infidelidad sin hablar siquiera con él; quizás debió comprender, a la vista de los acontecimientos, que Gloria no era más que una mujer que se sentía sola y rechazada, digna de lástima más que de odio; quizás había sido muy egoísta con un Marcos que no había hecho más que tratar de ayudarla siempre; quizás debía asumir que un padre haría cualquier cosa por lo que creía era el bienestar de su hijo y que eso incluía a Jonás.

De repente se sintió exhausta, como si todo el peso de sus dudas y posibles errores amenazara con aplastarla. Secó las lágrimas de sus mejillas y tendió la mano hacia Tonio, que instintivamente se arrodilló a su lado y se dejó acariciar. Eran como dos niños heridos buscando consuelo de la vida, pero al menos estaban de nuevo en casa.

~~~~~~~~~~~~~~~~


Tropezó con la botella vacía y fue a parar de bruces contra la pared; la noche de borrachera le pasaba factura y, lento de reflejos como estaba, no pudo parar el golpe en la cara a tiempo. A decir verdad tampoco le dolió demasiado, eso tenía de bueno todo el alcohol que circulaba por su sangre. Se sintió aturdido unos instantes, luego se recuperó, se llevó la mano a la frente y apretó los dientes. Aún se daría voluntariamente algunos golpes más contra el indiferente muro de su salón antes de perder el sentido.

Marcos estaba desbordado por la pena y la ira a partes iguales y no sabía cómo arrancárselas de dentro. Era un hombre esencialmente bueno, pero había pasado horas, entre trago y trago, maquinando la forma de vengarse de su amigo. Podría haberle asesinado con sus propias manos sin el más mínimo remordimiento, pero eso hubiera resultado demasiado sencillo. Gloria merecía algo más.

~~~~~~~~~~~~~~~~

Las últimas gotas del ambarino líquido cayeron en la copa con sutileza, como si se exhibieran conscientes de ser un néctar muy costoso y apreciado por su dueño. Whisky solo para Jonás y con un poco de agua para Tonio.

Estar sentado de nuevo en aquella butaca de piel, contemplando la extensa y maravillosa biblioteca de su padre y paladeando el licor que él reservaba solo para las grandes ocasiones, le producía un extraño efecto que no conseguía terminar de descifrar. Estaba contento de que Jonás le hubiera citado allí para hablar, pero junto a la sensación de cálida familiaridad, también sentía la agobiante falta de su madre. Aquella ya no era su casa ni él tenía nada que ver con el muchacho que allí había vivido.

Tonio decidió romper el hielo poniendo al día a Jonás sobre los últimos acontecimientos. Malena y él estaban muy cerca de reconciliarse, aunque de momento ella había preferido volver a su pequeño apartamento con la niña. La conocía bien y no podía forzar las cosas, pero estaba seguro de que poco a poco conseguirían restablecer su relación. Por otro lado Elisa era la criatura más preciosa de la tierra y parecía muy sana, a pesar de que el médico se empeñaba en hacerle revisiones periódicas. Le pidió un poco más de paciencia a su padre y le prometió que muy pronto se la llevaría para que la conociera; puede que también aceptara acompañarles Malena. Todo marchaba bien, la vida le sonreía. Incluso el asunto con Marcos parecía haberse suavizado mucho. Aunque se había tomado un tiempo antes de reincorporarse al trabajo, aceptó sus disculpas y dijo que comprendía, que seguiría a su lado. Es cierto que se comportaba de un modo algo extraño en las ocasiones en que había ido a visitarle, que le huía la mirada, pero acabaría por volver a ser el Marcos de siempre. Malena y él cuidarían de su amigo; le debían mucho.

Justo después de ofrecerle la segunda copa Jonás decidió revelarle al fin el motivo por el que lo había citado. Era su turno de hablar.

Julia C.

Si quieres leer la continuación pincha aquí

Código 1604047148061
Fecha 04-abr-2016 18:17 UTC
Licencia: Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0