jueves, 29 de octubre de 2015

Prólogo para la novela "Arcadia", de Oscar Ryan

Arcadia


De padre andaluz y madre aragonesa, este escritor barcelonés nacido en 1964 se estrena en el campo de la novela con el título “Arcadia”. Sin embargo no es novato en el arte de escribir, pues cuenta en su haber con dos compendios de relatos cortos ya publicados. Estos abarcan argumentos muy variados, todos con credibilidad y buen hacer a mi entender, aunque su predilección por la ciencia ficción se hace patente con numerosos guiños a obras de Asimov, uno de sus autores favoritos. Así mismo hace aproximadamente un año puso en marcha un blog titulado "Mi pequeña Biblioteca" en el que comenzó a compartir por escrito historias e ideas que llevaban guardadas en su mente o en sus archivos personales muchos años. Cuando llegó el momento se puso manos a la obra, las repasó (algunas de ellas debían sufrir la misma maduración que él como escritor) y comenzó a subirlas a su blog para disfrute de todo el que quisiera leerlas.

Definiría su estilo como “nítido”, no se pierde en elaboradas frases plagadas de recovecos y florituras. El, que ya de niño merecía el cariñoso apodo de “el fantasioso” por su afición a inventar historias, transmite lo que su mente trama de una forma directa, sencilla, centrándose sobre todo en lo que quiere contar y no en el cómo. Sus argumentos aterrizan así en la mente del lector sin trabas.

Centrándonos en “Arcadia”, su ópera prima, él mismo la encuadra dentro del género juvenil y la considera un homenaje al citado Asimov. Sin embargo creo que cualquier tipo de público puede disfrutarla y encontrar en ella reflexiones, valores y personajes con los que identificarse plenamente. El argumento, si bien tiene un escenario muy alejado del planeta Tierra, bien podría haberse desarrollado en cualquier época y lugar en el que hubiera existido una comunidad de hombres.

Quien decida recorrer de la mano de Ryan esta dinámica novela se ubicará, por arte de su excelente pluma, en el año 2615. Es entonces cuando, tras el descubrimiento del planeta que da nombre a la novela, El Emperador Rogelius VII, un personaje egocéntrico y decadente, consiente en aceptar el consejo de sus asesores y utilizarlo como desahogo para las saturadas cárceles de la Tierra y planetas adyacentes en el espacio. Se trata de convertir a los presos “desterrados” en colonos para que pueblen Arcadia, trabajen en ella y sean una fuente más de impuestos para el Reino.

La trama comienza cuando uno de estos presos destinados al destierro, el capitán Maller, está en el punto de mira del que será el nuevo gobernante de Arcadia: James Montgomery Jager, Duque de Clamber y Almirante de la III Flota Galáctica durante la campaña de las Placenas.

A partir de ahí se van perfilando una serie de personajes y de interrelaciones entre los mismos que sostienen el argumento y lo justifican por completo. Desde el pequeño y entrañable androide Zumy hasta el desquiciado y sanguinario Virrey, al que es imposible no odiar casi desde las primeras líneas, pasando por Carol, esposa de Maller y valiente soldado cuando llega el caso o el capitán Peter Perckins, amigo y compañero de Maller y encargado de liderar a los soldados galácticos a cargo del orden en Arcadia.

Las fluidas letras del autor y su facilidad para la narración nos llevarán, capítulo a capítulo, por diferentes escenarios y sucesos, siempre manteniendo el interés y el equilibrio entre la trepidante acción y el aspecto más humano de sus personajes.

Junto a la novela aparecerán publicados dos entrañables relatos cortos que tienen como protagonista al pequeño Zumy, el androide nacido en la mente (y yo diría que también el corazón) de Ryan. Claramente constituyen una prueba más de su admiración por Asimov.

Actualmente el autor tiene en publicación por entregas en su blog otra novela titulada “Luz en el lado oscuro”. Aunque aún es pronto para conocer su argumento en profundidad (apenas están disponibles dos capítulos) su autor nos adelanta que se trata de “una novela de ficción sobre un punto de vista diferente respecto a la Biblia y que podría calificarse de muy crítica”. Habrá que esperar un poco para disfrutarla.

Julia C. Cambil

Aquí os dejo el índice de capítulos de esta estupenda novela en el blog de Oscar para los que aún no hayáis disfrutado de su lectura. ¡Buen provecho!